Cuando se trata de planificar nuestro futuro financiero, hay muchas formas de cometer errores si no se está bien informado. Esto podría impactar de una manera significativa a tus seres queridos. Es momento de conocer cuáles son los errores al construir un Living trust más comunes y las soluciones que te recomiendo: 

Error 1: Incluir propiedades no pagadas en un fideicomiso

Aunque los fideicomisos es una herramienta valiosa para la planificación patrimonial, colocar propiedades que aún no se han saldado completamente puede generar problemas. Recuerda que las deudas no desaparecen con el fallecimiento y pueden transferirse a tus herederos. Para prevenir esta situación, es esencial elaborar una estrategia complementaria que garantice cubrir la deuda en caso de fallecimiento del titular.

Solución: adquirir un plan que pague las deudas al fallecer

Además del fideicomiso, considera adquirir planes que protejan a tus herederos de las deudas pendientes, como seguros que cubran el monto adeudado en hipotecas u otras deudas financieras.

Error 2: Falta de un plan para los impuestos de herencia

Otro error común al planificar el patrimonio es omitir un plan claro para cubrir los impuestos de herencia asociados a las propiedades transferidas. Esta omisión podría resultar en una carga financiera abrumadora para tus beneficiarios o incluso en la pérdida de la propiedad.

Solución: Establecer un Plan para Impuestos de Herencia

Es fundamental diseñar un plan sólido para que tus herederos puedan manejar estos impuestos. Consultar con asesores financieros o expertos en planificación patrimonial puede ser clave para evitar complicaciones futuras.

Error 3: Designar beneficiarios de manera poco clara

La designación inadecuada de beneficiarios puede conducir a disputas legales o retrasos en la distribución de activos. Es crucial establecer claramente quiénes serán los responsables de administrar tu patrimonio y quiénes serán los beneficiarios.

Solución: Claridad en Designaciones

Para evitar confusiones o problemas legales, asegúrate de revisar y actualizar regularmente las designaciones de tus fiduciarios y beneficiarios. Esto garantizará una distribución efectiva y sin complicaciones.

Una solución para evitar los errores al construir un living trust es adquirir planes que paguen a tus familiares cuando fallezcas, como un seguro de vida, esto te permitirá construir una herencia sólida que tus seres queridos podrían utilizar en caso de que llegues a faltar. ¿Quieres conocer más sobre el tema? Contáctame ahora mismo

Hola! En qué podemos ayudarte?